.comment-link {margin-left:.6em;}
Esos Misteriosos Objetos Celestes y sus Tripulantes
OVNIS
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
lunes, julio 18, 2005
  EL ENIGMA DE SOCORRO


ENCUENTRO CERCANO EN SOCORRO

UN CASO PERFECTO


40 años después de uno de los incidentes mas trascendentales e importantes en la historia de la investigación oficial sobre OVNIS en los E.E.U.U, repasamos todos los pormenores que rodearon al excepcional encuentro de un oficial de policía con una aeronave desconocida en el estado de Nuevo México.

En la década de los 50 los testimonios de personas que decían haber observado a los tripulantes de los OVNIs eran rechazados visceralmente por la comunidad ufológica norteamericana, al considerarlos como producto de alucinaciones, o en el mejor de los casos como simples patrañas. En aquellos primeros años de investigación OVNI, los ufólogos estaban mas preocupados por dar un respaldo científico a sus estudios sobre avistamientos lejanos. Y por ello, consideraban que los sucesos donde se describían a extravagantes tripulantes de OVNIs, restarían seriedad a sus investigaciones y perderían credibilidad ante el estamento científico y sobre la opinión publica.
Sin embargo, la súbita aparición de varios encuentros cercanos con OVNIs de sobrada solvencia y amplia repercusión en los medios de comunicación, dieron un nuevo enfoque al hasta entonces marginal fenómeno de los ovninautas. El propio Dr. Joseph Allen Hynek, padre de la ufología científica, es claro en este punto cuando manifestaba: "Llegamos al aspecto mas extraño y aparentemente de toda la fenomenología OVNI. Para ser francos, omitiría de buen grado esta parte si pudiese, sin ofensas para la integridad científica...". En gran medida, los investigadores revisaron sus férreos postulados, sobre los encuentros cercanos, gracias al extraordinario caso ocurrido en la localidad de Socorro (Nuevo México).



El 24 de abril de 1964, sobre las 17:45 h, el agente de policía Lonnie Zamora, de 31 años, se encontraba en plena persecución de un Chevrolet negro que circulaba a gran velocidad por South Park Street. Cuando de repente una fuerte explosión llamó su atención y pudo observar, en el cielo, una extraña llamarada azul en forma de embudo que se perdió tras una colina cercana. Pensando que podría tratarse de un accidente ocurrido en un polvorín existente en la zona, decidió dar por concluida su persecución y revisar dicha instalación por si se había producido algún herido. Una vez personado en el lugar del supuesto percance, se sorprendió, al percatarse de la presencia en medio del terreno y no muy lejos del almacén de explosivos, de un misterioso objeto de color blanco. En un primer momento, el veterano policía, creyó que se trataba de un coche accidentado que había volcado. Sin embargo observandolo con mayor detenimiento, comprobó que aquello no era normal. El brillante artefacto, de unos 6 metros de largo, estaba a menos de 200 mt del testigo, y se encontraba apoyado sobre cuatro patas o soportes. Junto a él, habían dos pequeños seres enfundados en monos blancos (algunos autores hablan de batas), no mas altos que unos niños. Uno de los "humanoides" se volvió hacia el testigo y pareció sobresaltado por la inesperada e indiscreta presencia del agente. El coche patrulla avanzó mas en el agreste camino, mientras nuestro protagonista seguía informando por radio de lo que ocurría, aunque obvió algunos detalles por temor a que no le creyeran, limitandose a decir que investigaba un "accidente" de automóvil. En esos instantes, mientras se acercaba con su coche patrulla, Lonnie Zamora, escuchó dos fuertes golpes, como portazos, y tras oír una nueva explosión, el objeto comenzó a elevarse desde la depresión donde se hallaba. Apeado del automóvil, el policía pudo observar nítidamente toda la escena a unos 15 metros de distancia. El OVNI, pues claramente ya no se trataba de ningún coche, poseía en el centro una extraña insignia roja de unos 35 o 45 cm de ancho, y mientras se elevaba una brillante llamarada azul emergía de su parte inferior.
El objeto se colocó a la altura del coche patrulla (pues Zamora estacionó en lo alto de una loma), dandole un fenomenal susto al testigo, que se arrojó al suelo, creyendo que el artefacto iba a explotar debido al tremendo ruido que producía en su desplazamiento. Tan cerca paso de su posición que incluso Zamora pudo notar una ola de calor en su espalda. El OVNI voló majestuosamente, para posteriormente desaparecer velozmente en dirección oeste-sudoeste. Rápidamente el testigo comunicó por radio al agente Nep López, que se encontraba en la oficina, que mirara por la ventana para intentar ver un "globo" que iba en su dirección, si embargo, el operador se asomó por el lado norte del edificio y ,evidentemente, no pudo distinguir nada en el cielo. La espectacular y sobrecogeddora experiencia había durado un minuto y cincuenta segundos aproximadamente.
Inmediatamente, otros agentes de policía, que habían oído por radio a su compañero, se personaron en el lugar de los hechos.
El primero en llegar fue el sargento Sam Chávez, que se sorprendió de encontrar a su amigo tremendamente asustado y con el rostro desencajado. Tras contarle a duras penas lo ocurrido, Zamora y Chávez vieron que en la zona donde supuestamente había estado el artefacto volador, había varios arbustos ardiendo. Posteriormente, se les unieron otros agentes, Ted Jordan y el delegado del sheriff James Luckie, que también pudieron llegar a tiempo de observar varios matorrales en llamas. Todo parecía indicar que algo extraordinario había ocurrido en aquellos parajes solo minutos antes de su presencia.
Revisando la zona descubrieron la existencia de 4 huellas rectangulares en la arena producidas, tal vez, por las patas metálicas descritas por Zamora. Todos los testigos indicaron que la tierra que dejó al descubierto las cuñas hundidas en el suelo estaban "húmedas y frescas" al contrario del terreno seco de la superficie colindante.
Las marcas fueron visibles durante varios días y según los expertos fueron provocadas por un objeto de varias toneladas de peso. También se encontraron en las cercanías, varias huellas de los supuestos ocupantes, así como las posibles marcas, que dejó en el terreno, la escalerilla utilizada por los "seres" para descender del OVNI. Las quemaduras halladas en la vegetación de los alrededores revelaron que habían sido producidas por exposición a altas temperaturas. Ted Jordan comentaba que; "No podrán decir que lo que vió Lonnie fue una aeronave de despegue y aterrizaje vertical, ni un helicóptero, ni ninguna cosa que yo conozca, pues la llama de aquel maldito artefacto lo único que hizo fue seccionar el arbusto por la mitad, quemarlo y hacerlo desaparecer limpiamente como si lo hubiera rebanado una hoja de fuego". Zamora indicó que la altura de los seres estaba por debajo de la vegetación mas alta de la zona, que era de un metro y cincuenta y siete centímetros, por lo que los ocupantes del artefacto debían de medir un metro y cuarenta centímentros aproximadamente.

Esa misma tarde, el empleado de la gasolinera de Socorro, el Sr. Opal Grinder aseguró a los periodistas que una familia de turistas de Colorado, le habían contado el gran susto que se llevaron, cuando un objeto en forma ovóide había pasado tan cerca del techo de su automóvil, un Cadillac de 1955, que pensaron que iba a estrellarse contra ellos. Dicho percance se produjo instantes antes, y en la misma dirección del encuentro de Lonnie Zamora.
Indudablemente si había un caso OVNI fuera de toda sospecha en aquellos años de ardua polémica, era aquel inesperado encuentro, ocurrido en un arido desierto, entre una enigmática aeronave y un respetado oficial de policía. Inexcusablemente debía de realizarse una investigación oficial para esclarecer el asunto...



LA FUERZA AÉREA ENTRA EN JUEGO
El caso de Socorro fue concienzudamente investigado, entre otros, por la USAF (secretamente), por el controvertido Proyecto Blue Book también de la USAF, por el FBI y por otros organismos oficiales y privados como el APRO y el NICAP.
El Dr. Hynek, en calidad de experto de la Fuerza Aérea y escéptico aún ante la existencia de los OVNIS, acudió al pequeño pueblo de Nuevo México a los pocos días del incidente sin esperar nada relevante.
Un tanto de lo mismo hicieron el Capitán Richard T. Holder jefe del campo de pruebas de White Sands, el Mayor Connor de la base de Kirtland y el agente especial del FBI J. Arthur Byrnes Jr., llegando a una conclusión unánime y desconcertante para el incidente. Los expertos concluyen que el agente Lonnie Zamora decía la verdad sobre lo ocurrido y que no existía ningún tipo de fraude.
Incluso, la USAF aportó diferente material técnico que descartaba que el testigo hubiera visto un prototipo experimental secreto de las cercanas bases militares o que todo hubiera sido provocado por un vehículo de la NASA, que por aquel entonces trabajaba en los módulos espaciales (LEM) que utilizaría en la conquista de la Luna, pero que aún no eran operativos en aquellas fechas. A su vez, la Fuerza Aérea norteamericana eliminó un amplio abanico de posibilidades; helicóptero con problemas técnicos, cualquier tipo de globo atmosférico, prueba balística e incluso por descabellada que parezca en un principio, la probabilidad de que se tratara de un colosal "broma" perpetrada por un grupo de jóvenes de Socorro, para "vengar" las constantes multas de tráfico que recibían del agente Zamora...
La falta de respuestas parecían confirmar la veracidad del relato del austero policía.Y así lo hizo saber públicamente el estamento militar. En una conferencia de prensa celebrada al día siguiente del avistamiento de Zamora, el capitán Holder, declaraba oficialmente lo siguiente: "En la tarde del 24 de abril, las autoridades locales se pusieron en contacto conmigo y solicitaron mi ayuda para identificar un OVNI del que había tenido notificación. Informado sobre la situación, traté de determinar si el Polígono de Pruebas de Misiles de White Sands o bien la Base de Holloman de la USAF disponían de algún ingenio capaz de haber producido las condiciones descritas. Ni el campo de misiles de White Sands ni la Base de Holloman poseían un objeto comparable con el descrito. Y no se tenía conocimiento del desarrollo de ninguna operación de lanzamiento en ese momento capaz de haber originado las condiciones descritas.".
Aunque éste comunicado es substancial, la USAF, intentó por todos los medios evitar que se "filtrara" a la prensa la existencia de dos pequeños seres junto a la aeronave avistada por el policía. Sin duda aquel elemento en particular, era el mas desestabilizador de la narración de Zamora, y el que mas claro apuntaba hacia la posibilidad de que se tratara de un ingenio de origen no humano. Pero lamentablemente, para los militares, la noticia estaba en la calle y corría como un reguero de pólvora...



LA INVESTIGACIÓN OFICIAL CEDE ANTE LA EVIDENCIA
Por si fuera poco todo el revuelo montado en aquel pueblecito de Nuevo México, aparecieron algunos datos más que parecían avalar la inusual naturaleza del suceso reportado por el agente Lonnie Zamora.
El investigador Ray Stanford, enviado a la zona por el N.I.C.A.P ( National Investigations Committee on Aerial Phenomena), encontró, una piedra que había sido arañada y partida por una de las patas del tren de aterrizaje del objeto en su acercamiento a tierra.
En dicha roca, examinada en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard (Greenbelt, Maryland), dependiente de la NASA, se hallaron, al microscopio, algunos restos metálicos, que al ser analizados demostraron que era una extraña aleación de hierro y zinc desconocida en la Tierra. Posteriormente, las valiosas muestras "desaparecieron" misteriosamente en los mismos laboratorios y el dictamen inicial fue "cambiado" por otro irrelevante..


Éstas, sin embargo, no fueron las únicas pruebas que se evaporaron en este trascendental suceso que podía haber cambiado el rumbo de las investigaciones y posturas oficiales sobre OVNIs en todo el mundo. Miembros de la USAF recogieron muestras de arena "vitrificada" y rocas de aspecto "burbujeante" que parecían haber entrado en contacto con la "fuente propulsora" del objeto. Nunca se supo que fue de aquel material. Así mismo, el agente Ted Jordan, compañero de Zamora, tomó varias fotografías de la zona, a los pocos minutos del percance, para realizar un informe oficial sobre el suceso. El carrete fue "requisado" por la USAF, con la promesa de su pronta devolución. Nada mas lejos de la realidad. Al parecer, en el revelado de las fotografías se comprobó que éste estaba parcialmente velado y presentaba unas extrañas características. Debido, tal vez, según los expertos a una radiación existente en el lugar, latente aún minutos después del despegue, y causada seguramente por la emisión de la "llama azul" del OVNI. Lógicamente este "revelador" material fotográfico nunca ha aparecido y no se notifico nada oficialmente a los policías de Socorro.
Avalando la existencia de una extraña radiación en la zona del aterrizaje, el Dr. Hynek comentaba en un informe, enviado al Dr. Donald H. Menzel y desclasificado en la década de los setenta, que algunas muestras tomadas en el lugar habían detectado una radioactividad inhabitual.
Si analizamos el testimonio del Sheriff, hallamos algunos datos significativos e importantes. La llamarada azul vista y descrita como un embudo por Zamora (acompañada por una "explosión"), pudo tratarse del momento exacto del aterrizaje del OVNI. El "pulido" de la aeronave hubiera impedido ver su estructura en el aire. Claramente, el misterioso objeto poseía dos tipos distintos de fuente de propulsión; un "giroscopio a chorro" para aterrizajes, despegues, y aproximaciones a tierra y un sistema desconocido, mas avanzado, silencioso y eficaz, para desplazarse a gran velocidad por el cielo...
Por todas éstas excepcionales circunstancias y por el propio relato de Lonnie Zamora, el avistamiento de Socorro, fue admitido como NO IDENTIFICADO (Caso Nº 8.766), por los estrictos miembros del Proyecto Libro Azul (Blue Book) del gobierno norteamericano. Siendo el ÚNICO informe NO EXPLICADO registrado en sus archivos, de los 12.618 casos recopilados y estudiados, que englobaba: ATERRIZAJE, PRUEBAS FÍSICAS (HUELLAS) Y VISIÓN DE OCUPANTES DE UNA AERONAVE DESCONOCIDA. El Mayor Héctor Quintanilla, al mando de dicha comisión gubernamental (1963-1969), reconocido por su extremada sobriedad y exacerbado escepticismo en relación a la problemática OVNI, escribía, en 1966, al respecto del suceso de Socorro, en la revista interna de la CIA "Estudies in Intelligence": "No hay duda de que Lonnie Zamora vio un objeto que dejó una honda impresión en él. Tampoco puede cuestionarse la credibilidad de Zamora. Es un oficial de policía serio, un pilar de su iglesia, un hombre versado en reconocer aeronaves en su zona. Está desconcertado por lo que vió y, francamente, nosotros también. Este es el caso mejor documentado que conocemos, y todavía no hemos sido capaces de encontrar el vehículo o cualquier otro estímulo que atemorizó a Zamora hasta el punto de llevarle al pánico".
El Dr Hynek fue aun más allá que su "jefe" cuando aseguró que el caso era: "de los mas importantes avistamientos de OVNIs en la historia del estudio del tema por las Fuerzas Aéreas"...
Ni siquiera Philip Klass, miembro fundador del CSICOP
(Committe for the Scientific Investigations of Claims of the Paranormal), y eterno escéptico en la cuestión de los OVNIs, pudo encontrar una explicación convincente al asunto de Socorro. Limitandose en las últimas fechas, rendido ante a la evidencia, a declarar que todo pudo tratarse de un "montaje" orquestado entre el alcalde y el agente Zamora para atraer turismo al pueblo...
Sin duda alguna, si el gobierno estadounidense se decidiera a desclasificar toda la información concerniente al encuentro de Lonnie Zamora y otros sucesos similares de igual solvencia, el estamento científico no tendría mas remedio que afrontar una investigación seria y rigurosa sobre los mal llamados "platillos volantes".


UN SÍMBOLO POLÉMICO
"Inmediatamente después del aterrizaje y despegue de la nave, Zamora dijo haber visto una insignia roja en el objeto. Poco antes de que llegar Chavez, dibujo en un papel el mencionado símbolo y se lo enseñó a sus compañeros y a algunas personas que llegaron en seguida. Según algunos agentes que hablaron con el instantes después del incidente, la insignia tenia la apariencia de una letra V invertida atravesada por tres líneas paralelas. Luego utilizó el idioma español para describirla al operador Mike Martínez y a otros policías de Socorro de la misma manera, aunque algunas personas creyeron recordar que Zamora había descrito las tres lineas como situadas directamente debajo de la V en vez de atravesandola. A continuación y hacia las 7:30 de la tarde del mismo día, el capitán del ejercito de tierra de los E.E.U.U. Richard T. Holder, y comandante de la Base Stallion Site, en White Sands, sugirió a Zamora que solo describiera la insignia a investigadores oficiales". De esta forma el investigador norteamericano Ray Stanford denunciaba públicamente la nada descabellada idea, de que el famoso símbolo del caso Socorro (la flecha bajo el arco) tan difundido y conocido a raíz del incidente, fuera modificado para que solo conocieran su verdadera "forma" los militares implicados en la investigación. Ocultando este importante dato, se facilitaría a las futuras comisiones de estudio el poder autentificar posteriores avistamientos OVNIs. El propio Dr. Hynek, entrevistado por la emisora local de Socorro la KSRC, el 29 abril de 1964, describía ante el micrófono del periodista Walter Shrode el extraño símbolo de una forma distinta a la oficial: "Como una V invertida con una especie de barra cruzada".


OTROS INCIDENTES DESCONCERTANTES
El 26 de abril, solo dos días después del escandalo de Socorro, alrededor de las tres de la madrugada, un granjero llamado Orlando Gallego observó el aterrizaje de un OVNI que deprendía una extraña luz azulada a menos de 70 metros de su posición. El objeto era muy similar al de Zamora y esta vez, tomo tierra en la localidad de La Madera, Nuevo México. El Sr. Gallego aseguró que desconocía por completo el avistamiento ocurrido en Socorro, y oficiales de policía desplazados al lugar de los hechos, entre ellos el capitán Martín Vigil, encontraron rastros de quemaduras en la zona del aterrizaje y cuatro inexplicables huellas de hendiduras en el suelo.

ABONO PARA EL PLANETA MARTE
Pero quizás el caso que trajo mas polémica y controversia, relacionado con el incidente de Socorro, fue el narrado por el agricultor Gary Wilcox que aseguró incluso, haber entablado diálogo con los tripulantes del OVNI. El Sheriff Paul J. Taylor, del condado de Tioga (Nueva York) le tomó la siguiente declaración jurada al testigo; "Alrededor de las 10 de la mañana del viernes pasado, 24 de abril de 1964 (horas antes del encuentro Sheriff Zamora) estaba abonando uno de mis campos situados al este de mi casa. El cielo estaba despejado y el sol brillaba. La tierra estaba seca. Miré hacia lo alto de la colina desde el campo donde estaba trabajando y advertí un objeto brillante en lo alto de la loma. De momento pensé que era la nevera abandonada cuya presencia allí yo conocía. Pero al mirar por segunda vez, observé que el objeto no parecía ser tal nevera, sino otra cosa. Entonces empecé a conducir el tractor, con el que remolcaba el distribuidor del estiércol, loma arriba en dirección al objeto. La distancia que había desdes el pie de la colina, desde el punto donde yo advertí por primera el objeto, hasta la cúspide de la misma, era de unos 800 metros. Cuando estaba a unos 100 metros, pensé que podía ser el deposito de combustible de un avión, de esos que se llevan bajo las alas. Detuve el tractor y cubrí a pie los últimos 100 metros que aun me separaban del objeto. Lo primero que advertí fue que no tocaba en el suelo y que era algo mayor que un automóvil en cuanto a longitud. Era de forma oblonga, como un huevo gigante. No mostraba uniones, ni pernos ni nada parecido. Era completamente liso y tenía color de aluminio. Toqué el objeto y me pareció que el metal era mas duro que el aluminio; no conseguí moverlo. No podría decir si se sostenía sobre patas o flotaba en el aire. Mediría unos 6 metros de largo por 1,20 de alto y de 4,50 a 4,80 de ancho. Mientras lo tocaba no percibí la menor vibración ni sonido, ni tampoco lo noté caliente. Mientras me dedicaba a examinarlo, dos hombrecitos de una talla que yo calculé en 1,20 salieron de debajo del objeto. No vi por donde salían. Cada uno de ellos llevaba una bandeja de poco más de un palmo cuadrado.

Era del mismo material que el objeto y llevaban lo que me pareció terrones". Los seres, que no tenían facciones en la cabeza, eran mas ancho de lo normal y según el Sr. Wilcox carecían de manos y pies. Iban cubiertos de un traje blanquecido, como de aluminio, de una sola pieza. Al parecer los pequeños humanoides le hablaban telepáticamente, y le comunicaron que; "No te alarmes, ya hemos hablado con gente otras veces". "Somos de lo que vosotros llamáis el planeta Marte": Los "marcianos" le preguntaron al Sr. Wilcox que hacia allí y mostraron gran interés en la agricultura, sobre todo en el empleo del abono nitrogenado (conociendo la superficie del planeta rojo no nos extraña), pidiendole incluso una muestra al gentil agricultor. Le comentaron que solo podían venir a la tierra cada dos años y que estaban recorriendo esta parte del hemisferio. También le informaron que solo aterrizaban durante las horas diurnas, ya que su aparato era menos visible a la luz del día, manifestando su sorpresa a que el agricultor les hubiera descubierto. ¿Explica éste particular efecto de camuflaje, por qué el agente Zamora solo divisó la llamarada azul en el aire y no el objeto en si?. Tras varios minutos de amigable charla, donde los marcianos dijeron, entre otras cosas, que "estaban allí para aprender sobre nuestros materiales orgánicos", se introdujeron por debajo de la nave y tras escucharse un ruido, "como el de un coche en punto muerto, un zumbido apagado". El OVNI se elevó y tras deslizarse suavemente sobre el terreno despareció a 50 metros del testigo. Aquella misma tarde, el bueno de Gary Wilcox dejó un saco de abono en la colina y al día siguiente, comprobó que había desaparecido...

EL CASO VALENSOLE
En Europa también hallamos similitudes con el incidente de Lonnie Zamora. El 1 de julio de 1965, el turno le toco al granjero Maurice Masse, en Valensole (Francia). Encontrándose por la mañana temprano trabajando en el campo, observó como, cerca de él, aterrizaba un extraño objeto no mayor que un coche, ovalado y con una pequeña bóveda trasparente en su parte superior, que, a su paso, producía un ligero zumbido. El OVNI se sostenía sobre 6 puntas que sobresalían de una pata central. De este objeto bajaron dos seres de no mas de un metro de altura, que parecían examinar las plantas colindantes. Al aproximarse a donde se encontraban, Maurice comprobó que no se trataba de niños, como pensó en un principio, si no que eran dos "hombrecillos", con grandes cabezas desprovistas de pelo, con ojos rasgados y carentes de labios. Ambos vestían un uniforme verdoso ajustado al cuerpo. Uno de estos seres, al percatarse de la cercanía del granjero, lanzó un rayo de luz a través de un tubo, que cogió de su cinturón, que lo paralizó instantáneamente. Los seres emitían sonidos guturales mientras observaban al granjero que no sintió miedo alguno. Momentos después los "hombrecillos", a través de una escotilla, embarcaron en su nave y tras escucharse un zumbido, desaparecieron rápidamente en el cielo. Maurice recuperó la movilidad 15 minutos después de que el OVNI se hubo esfumado.

Posteriormente los investigadores galos encontraron múltiples evidencias en el terreno indicado por Maurice como presunto lugar del aterrizaje. Hallaron una huella de 30cm de profundidad producida por el eje principal de las "patas" del OVNI. Curiosamente la lavanda que cultivaba Masse no volvió a brotar en aquella zona, encontrandose una franja de 90 metros de largo por 3 metros de ancho, donde la hierba presentaba evidentes síntomas de un intenso calor. El agricultor aseguró a los ufólogos galos que mantenía en secreto una parte de la experiencia y que jamas la revelaría...

EL ENCUENTRO DE SOUTH HILL
Un suceso que guarda enorme similitudes con el reportado por el agente Zamora, sucedió el 21 de abril de 1967, cuando Cliff Crowder, administrador de Mobil Chemical Company, se topó en plena carretera, en South Hill (Virginia), un extraño objeto sobre el pavimento que le impedía continuar. El artefacto parecía un depósito de gasolina y descansaba sobre un conjunto de 4 patas. Se hallaba a menos de cien metros del testigo que declaró posteriormente: "tenía un brillante aspecto metálico, algo parecido al aluminio". Sin mas tiempo para observar mejor aquel fenómeno, una cegadora llamarada blanca surgió de debajo del objeto, que hizo que el OVNI saliera disparado hacia el cielo. En el lugar de los hechos una hoguera ardía sobre el firme de la carretera. La huella que dejó la llamarada fue observada y fotografiada por la policía del estado de Virginia, así como cuatro inexplicables marcas dejadas en el suelo por las cuatro patas del OVNI. La USAF también Investigó Y clasificó este encuentro como NO EXPLICADO (Caso Nº 11.677).


En nuestro país, gracias al investigador, periodista y escritor Luis Mariano Fernández, pudimos seguir la pista de un increíble episodio que enlaza con todos los casos que hemos repasado anteriormente y que aconteció muchos años atrás en el tiempo... Un incidente que por primera vez se hace público...

ENCUENTRO EN EL TORCAL
En nuestro país, junto al investigador, periodista y escritor Luis Mariano Fernández, pudimos seguir la pista de un increíble episodio que guarda muchas concordancias con el caso de Socorro. Un incidente que por primera vez se hace público...
Rocío González de 54 años, es una de las pocas personas vivas, por no decir la única en la actualidad, que conocen el suceso de viva voz. Una historia que escuchó de muy joven y que nunca, por su extrañeza, ha podido borrar de su mente. En compañía de su yerno José María Peláez y la propia Roció hemos podido recomponer la trama de unos hechos que no merecían perderse en el olvido. En la capital malagueña mantuvimos la siguiente entrevista:
"Hay algunas lagunas lógicas sobre el caso debido principalmente - nos refiere José María- a que ocurrió en la década de los treinta, hace algo mas de 70 años, por lo que hay algunas cosas que son casi imposible de precisar con exactitud, como por ejemplo el año exacto en el que ocurrió, por no hablar ya del mes y día".
"Para que os hagáis una breve idea sobre el protagonista del suceso, Raimundo R.
- continua ahora Rocío- era una persona introvertida, por tanto nada hablador y mucho menos fabulador. De buen porte, alto, delgado y tenía los rasgos muy marcados, eso es lo poco que recuerdo de las veces que lo vi de pequeña. Mi tioabuelo se pasaba los días en el Torcal de Antequera (Málaga), pues gustaba de la soledad y la naturaleza, acompañado solo de su perro, que siempre iba con él. Se dedicaba, por completo, a la recolección de plantas, tanto medicinales, como ornamentales o comestibles. Que después vendía en el pueblo, y en especial a los señoritos, para poder comprar comida. Raimundo tenía familia, mujer y dos hijos, a los que abandonó por este tipo de vida ermitaña. Su señora estaba bien económicamente, pues tenían un cortijo y tierras. Pero a él, este tipo de vida no le gustaba, prefería la libertad y la falta total de responsabilidades. Durante años vivió en el campo, durmiendo a la intemperie, del intercambio de plantas medicinales por comida, con los cortijos cercanos al Torcal. Cada dos semanas, mas o menos, volvía al pueblo para vender sus plantas y visitar a su familia de camino, oportunidades en las que yo le veía. Pues yo vivía en casa de mi abuela, María Jesús R., hermana de Raimundo y era una de las pocas personas con la que se relacionaba. De estas visitas de aquel señor solitario y un tanto huraño recuerdo la siguiente charla que mantuvo con mi abuela y que se me quedo grabada, aun siendo yo muy pequeña, con pocos años. Debió acontecer en la década de los treinta y lo que el contaba sucedió en una de sus rondas habituales por el Torcal en compañía únicamente de su perro ovejero, cuando mi tioabuelo rondaba los cuarenta años de edad.
Andando por los caminos se topo en un llano con un objeto de unos dos o tres metros de altura aproximadamente, de forma oval, como un huevo, de un color blanco o claro, que estaba posado en el suelo sin ningún medio de apoyo que lo mantuviera erecto, ni patas, ni tren de aterrizaje, ni nada por el estilo, el huevo parecía flotar en el aire. Junto al objeto había varios seres de pequeña estatura y de cabeza ovoide que recogían plantas y otras muestras del suelo que circundaban al artefacto. Cuando estos seres se percataron de la presencia de Raimundo el quedó paralizado de cuerpo entero, comprobando que su perro y otros animales existentes en la zona, como cabras y animales de pastoreo, también estaban paralizados.
Este estado duró mientras dichos seres realizaban su labor de recogida de muestras, no saliendo del mismo hasta un rato después de que ellos montaran en su objeto y este se elevara desapareciendo de su vista.


Posteriormente Raimundo fue en varias ocasiones al lugar con la intención de volver a verlos pero sin conseguirlo, pues la experiencia para el no había sido traumática. Yo escuche esta versión de su propia boca y creo que decía la verdad, mi abuela siempre le creyó"...

jacarav@ca
Prohibido la reproduccion total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorizacion del autor . Propiedad de Jose Antonio Caravaca.
 
Comments:
YO SI CREO ESA EXPERIENCIA PORQUE YO VI EN MI VIDA DOS OVNIS EN MI CIUDAD ERAN PLATEADOS METALICOS COMO ALUMINIO DANDO VUELTAS ALREDEDOR Y ME DI CUENTA QUE SI EXISTIAN SON REALES PARA QUE SE COMUNIQUEN COMMIGO MI CORREO ES jorgeabarca_100@hotmail.com
 
José, es ex-traor-dina-ria, la cantidad de detalles del Caso Zamora, o Socorro. Me gustaría saber cómo has obtenido tal cantidad de detalles. Y por cierto, no tuve tiempo de leer todo. Pero te digo: aqui si no hay tecnología...¿entonces dónde esta?...igual: hay que seguir investigando y no "casarse" con nada ni con nadie. Un nuevo saludo de Oscar Ferreyra.
 
Gracias por tus palabras. Llevo mucho tiempo recopilando información sobre el aterrizaje OVNI de Socorro y he podido aglutinar una ingente cantidad de documentación de toda clase. Desde libros, articulos, prensa, documentales, archivos desclasificados del FBI, los estudios del Bluebook e incluso conversaciones con algunos de los principales investigadores que se ocuparon del tema en su dia.

En el blog hay tres articulos dedicados exclusivamente al incidente de Socorro, por el momento, prometo ampliar si cabe....
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home
BLOG realizado por José Antonio Carav@ca. El autor pertenece a la ultima hornada de investigadores, escritores y reporteros centrados en el mundo de las paraciencias surgidos a principios de la década de los noventa en España. Ha publicado mas de 500 artículos de investigación sobre OVNIS, criptozoología, arqueología y otras cuestiones relacionadas con lo heterodoxo. Colabora en la Revista ENIGMAS y otros medios de comunicación. Blog-coordinado por Mari Carmen Muñoz.

Mi foto
Nombre:
Lugar: CADIZ, Spain

CUADERNO DE BITACORA DE UN CURIOSO EMPEDERNIDO, DEVORADOR DE LIBROS Y AMANTE DE LOS ENIGMAS... mi direccion de contacto: jacaravaca101@hotmail.com

    Coordinado por el investigador Rich Reynolds, del RRRGroup, Jose Antonio Carav@ca es autor de un blog en Estados Unidos. Conoce sus reportajes en ingles.
  • "LOS ARCHIVOS DE CARAVACA
  • CONSULTA TODAS LAS DESCARGAS DE RADIO EN EL FORO DE EMOCT. PROXIMAS INTERVENCIONES.
  • ENTRA EN IVOOX Y PODRAS ACCEDER A UN AMPLIO ARCHIVO DE PROGRAMAS DE RADIO DE JOSE ANTONIO CARAV@CA
  • RUTAS EMOCT:OCHATE; OVNIS Y LEYENDAS DEL PUEBLO MALDITO
  • RUTAS EMOCT: LOURDES; APARICIONES DE LA VIRGEN
  • RUTAS EMOCT: EGIPTO; ABYDOS Y EL ENIGMA DEL OSIRION
  • RUTAS EMOCT: PERU; CUZCO EL OMBLIGO DEL MUNDO
  • RUTAS EMOCT: 2012; LA PROFECIA MAYA. LA ESTELA DE COBA
  • RUTAS EMOCT: EN BUSCA DEL MONSTRUO DEL LAGO NESS
  • EL ARCHIVO DE EMOCT: Todos los articulos y reportajes "aqui"
    julio 2005 / agosto 2005 / septiembre 2005 / octubre 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / enero 2006 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / mayo 2006 / junio 2006 / julio 2006 / agosto 2006 / septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / abril 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / diciembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / abril 2009 / mayo 2009 / junio 2009 / julio 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / diciembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / abril 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 / octubre 2012 / noviembre 2012 / diciembre 2012 / enero 2013 / febrero 2013 / marzo 2013 / abril 2013 / mayo 2013 / junio 2013 / julio 2013 / agosto 2013 / septiembre 2013 / octubre 2013 / noviembre 2013 / diciembre 2013 / enero 2014 / febrero 2014 / marzo 2014 /


    EVIDENCIAS, FOTOGRAFIAS, TESTIMONIOS, INVESTIGACIONES, REPORTAJES, DOCUMENTOS EXCLUSIVOS... TODO ESTO Y MAS EN LA WEB OFICIAL DE JOSE ANTONIO CARAVACA... ESOS MISTERIOSOS OBJETOS CELESTES Y SUS TRIPULANTES.........................SI QUIERES COMUNICARME UNA EXPERIENCIA OVNI, O SI CREES QUE HAY UN ENIGMA QUE MERECE LA PENA SER INVESTIGADO NO DUDES EN PONERTE EN CONTACTO CONMIGO....mi e-mail: jacaravaca101@hotmail.com
    USUARIOS EN LINEA EN EMOCT VER MAPA DE VISITANTES
    outils webmaster
    contador gratis
    outils webmaster
    contador gratis
    ....................................................... .................... EL TITULO DE ESTE BLOG ESTA INSPIRADO EN LAS ROMANTICAS SIGLAS QUE FUERON CREADAS POR LA AVIACION FRANCESA Y SUIZA PARA DEFINIR EN SUS INFORMES A LOS OVNIS EN LOS PRIMEROS AÑOS DE INVESTIGACION OFICIAL: M.O.C. MISTERIEUX OBJETS CELESTES